Yawara Jutsu

ESCUELA TRADICIONAL JAPONESA DE YAWARA JUTSU

A Finales del siglo XI (era Heian) y principios del siglo XII (era Fujiwara), nace en Noshiro (Honshu) KAMAKURA USHOGUI. A la edad de trece años, pierde a sus padres en un trágico incendio. Su tio Katsuyuki Ushogui, sacerdote Shinto del templo de Kashima en la región de Kanto es quién se encarga de su educación y cuidado. Durante años Kamakura reside en el templo de Kashima, estudiando y formándose en diversas artes.

En aquella época era muy frecuente encontrarse a guerreros Samurais (Bushi), solicitando refugio y cobijo en los templos Shintos, así como en los Budistas. Muchos de aquellos Samurais, decidían en ocasiones descansar largas temporadas después de haber prestado sus servicios a algún Señor Feudal (Daimyo), otros los hacían para hacerse curar heridas recibidas en alguna batalla o enfrentamiento, aunque la mayoría de ellos, acudia a los templos para practicar la meditación como vía y búsqueda del espíritu.

En pago a su alojamiento y comida, los Samurais, solian enseñar a los monjes y sacerdotes la práctica de algunas armas guerreras de la época (Katana, Yari, Kuy, Naginata, etc). Es de ésta manera, como Kamakura comienza a tener sus primeros contactos con las Artes Marciales. Durante años se ejercita en la práctica y manejo de la Katana y el Yari.

Cuando cumple veintinueve años, Kamakura abandona el Templo de Kashima, atraído quizás, por historias y relatos que le son contados por viajeros y forasteros que pasan por su templo, de retorno de viajes a otras regiones y países cercanos. Kamakura emprende un viaje a China, permaneciendo allí varios años estudiando caligrafía y Medicina Tradicional. Mas tarde se traslada a Mongolia. Durante su estancia en éstas tierras, un día cuando viajaba por el interior del país, observa a un grupo de guerreros mongoles, ejercitándose en la práctica de una extraña lucha sin armas. Este curioso sistema de lucha, empleaba la propia fuerza del adversario para proyectarlo o evitarlo. También se realizaban técnicas de palancas a las distintas extremidades del cuerpo, estrangulaciones al cuello y golpes muy precisos empleando los codos y las rodillas. El objetivo final era casi siempre llevar al adversario al suelo, dónde finalmente terminaba inmovilizado o rendido.

Kamakura queda muy sorprendido de aquella extraña lucha sin armas, de su eficacia y de su contundencia, de éste modo decide practicarlo y estudiarlo durante varios años. Más tarde a la edad de 55 años, Kamakura regresa a Japón, su país natal. A su regreso Kamkakura puede comprobar que su país parece no haber cambiado mucho. Se siguen sucediendo los enfrentamientos y guerras entre los señores feudales por el control de los distinos territorios y feudos . Japón sigue siendo un lugar cerrado al resto del mundo y sus nuevos acontecimientos.

Se instala provisionalmente en la ciudad de Fukoka (Kyusho), es allí donde conoce más tarde a la que seria su esposa. Un día con el propósito de dar a conocer su sistema de lucha aprendido en Mongoloia, pide permiso en el Templo de Homan Sinja, para realizar una demostración de técnicas. Al terminar la demostración, el público asistente, queda muy sorprendido, especialmente un prestigioso samurái llamado Saburo. Este invita a Kamakura a repetir la demostración de técnicas en el castillo del Clan Takeda, dónde Saburo presta sus servicios como Samurai. Días más tarde Kamakura repite la demostración en el Castillo del Clan Takeda, enfrentándose a varios de sus mejores guerreros. La demostración fue brillante, saliendo vencedor Kamakura. Más tarde en la comida Takeda Daimyo , jefe feudal del Castillo, pregunta a Kamakura el nombre que recibie su sistema de lucha, éste le responde "YAWARA JUTSU", "El Arte de dirigir el espiritú a través de la suavidad"

A partir de entonces, el Yawara Jutsu de Kamakura Ushogui, empezaria a ser importante . Kamakura es solicitado y contratado como Instructor en distintos clanes guerreros , donde enseña su depurado sistema. El Yawara Jutsu se convertiría por un largo periodo de tiempo en parte del adiestramiento militar que el Samurai antiguo recibia en su formación básica.

Pasado algunos años, Kamkakura junto a su familia deciden trasladarse a Okiro, su pueblo natal en la región de Noshiro. Allí funda, ayudado por su hijo, su propio Dojo (Ushogui Ryu Yawara Jutsu), donde prosigue trasmitiendo entre sus primeros alumnos la enseñanza y filosofía de su sistema de lucha.

Durante siglos el Yawara Jutsu de Kamakura fue la base técnica que inspiró a muchos otros maestros japoneses, que con el paso del tiempo fuerón creando y contruyendo otros sistemas de combate similiares e incluso muchos de los sistemas marciales actuales japoneses, podrían definirse como codificaciones modernas de aquellas antiguas técnicas del Yawara Jutsu de Kamkakura Ushogui.

A partir de la era Meiji (año 1.868) el Japón sufre una tansformación social y política acelerada. Está transformación da paso a una modernización en todo el país, afectando especialmente a las costumbres y las tradiciones más arraigadas japonesas. Los clanes samuráis empiezan a desaparecer y disolverse. Estos cambios afectan también a las antiguas Escuelas de Artes Marciales Tradicionales. Muchas de ellas desaparecen y otras sobreviven modificando sustancialmente sus métodos y sobre todo su filosofía.

Después de la II Guerra Mundial y el fatal destino del pueblo japonés, las artes marciales son prohibidas durante un largo periodo de tiempo por el Gobierno Militar americano. Años más tarde, algunos maestros, proponen despertar de nuevo el espíritu y la practica de las Artes Marciales japonesas. Se presentan y se aprueban distintos proyectos dónde las nuevas Escuelas de Artes Marciales se comprometen a enseñar la práctica de las Artes Marciales, eliminando la filosofía guerrera antigua y enfocando la nueva practica hacía vías deportivas y espirituales. Artes como el KARATE, KENDO, JUDO, AIKIDO, etc, (codificaciones modernas de las antiguas Artes Marciales guerreras japonesas), son enseñadas y exibidas incluso fuera del Japón.

En 1.970 el Maestro Yensai Ushogui (32º SoKe) de la Ushogui Ryu Yawara Jutsu y descendiente directo del fundador de la Escuela, decide revivir de nuevo, el espíritu y la práctica del Yawara Jutsu Tradicional, junto a un reducido grupo de maestros y alumnos afines a su herencia. Un año más tarde funda la Asociación Internacional Japonesa de Yawara Jutsu. Los fines que persigue ésta asociación son culturales, teniendo como objetivos principales activar la práctica y enseñanza del antiguo Yawara Jutsu Tradicional Japonés y su filosofía (Bushido), así como algunas tradiciones antiguas japonesas casí extinguidas.

Contacta con diferentes Escuelas Marciales antiguas y más tarde presenta un proyecto al Ministerio de Cultura Japonés para buscar ayuda y financiación para las mismas, pués éstas, forman parte de la Historia Medieval Japonesa y están a punto de desaparecer y extinguirse

SEMANTICA Y ORIGENES DEL YAWARA JUTSU


El combate cuerpo a cuerpo a corta distancia, contra un oponente armado o desarmado en el Japón antiguo, tenía entre otras denominaciones las siguientes: Sumai (Sumo), Yoroi Kumiuchi (combate con armadura), Yoroi Kogusoku (combate con armadura y daga) y Yawara, denominación establecida por el Maestro Kamakura Ushogui, fundador de la Escuela Ushogui Ryu Yawara Jutsu a principios del siglo XII (Era Fujiwara). En los Koroy Bujutsu antiguos, el Yawara era una disciplina anexa a las principales como el Yari-Jutsu, el Ken-Jutsu, la equitación y el Kyu-Jutsu.

Adentrándonos en la semántica japonesa, el ideograma Ju, leído en japonés Yawara, significa suave. Verbos como yawaragu (suavizar) o yawarageru (hacer de manera suave), nos acerca a la idea japonesa, en la cual el combate cuerpo a cuerpo era considerado suave en comparación con el enfrentamiento armado.

Tres siglos de evolución y por una clara predilección por el Aiki en el combate cuerpo a cuerpo, a partir del siglo XVII o periodo Edo, se empezó a denominar el combate cuerpo a cuerpo como Ju Jutsu. Teniendo el ideograma Ju en otra lectura japonesa la denominación “Flexible”.

C/ Sonrisa , Local 1 (Entreplanta). Urbanización "Las Colinas" Algeciras Cádiz 11204
Calle Manuel de Falla, 54, Polígono Industrial “Naves del Inglés”. 11300 LA LINEA DE LA CONCEPCION CADIZ

Ley de Privacidad Uso de Cookies